Menu

Innovación y ecología para el suelo

13 agosto, 2018 - España, Madrid

Los propietarios se decantan por pavimentos que no requieren obras y que son fáciles de mantener

Las soluciones decorativas de importantes proyectos de arquitectura e interiorismo de restaurantes como StreetXO (Madrid y Londres), del chef Daviz Muñoz, o el Finlandón en Madrid, llegan a las viviendas. Los suelos, paredes, mesas y baños de estos locales de diseño lucen revestimientos que adoptan múltiples formatos y acabados a base de cemento ecológico. La solución puede aplicarse en cualquier tipo de superficie, incluso en piscinas y muebles. Cement Design, una empresa española nacida en Madrid en 2007, ha desarrollado estos suelos cuyas texturas van desde la tradicional cementosa hasta la textil. También se pueden plasmar logotipos, dibujos o ilustraciones dando un toque distinto a los pavimentos de las viviendas.

Lo bueno es que se puede aplicar sin necesidad de quitar el suelo ya existente y son revestimientos continuos, sin juntas. Además, su grosor es de solo tres o cuatro milímetros. Sus creadores dicen que es una solución basada en cemento ecológico, resinas en base acuosa y materias primas de origen reciclado. “Se aplica de manera artesanal, por lo que debe hacerlo personal formado por nosotros para asegurar su correcta colocación”, indican en la empresa. Para su mantenimiento, solo es necesario agua y jabón neutro. El precio varía en función de la superficie: para espacios de unos 40 metros cuadrados, cuesta entre 60 y 65 euros por metro cuadrado. Para superficies más grandes, va de 40 a 50 euros.

El revestimiento de StreetXo es un cemento sostenible que cuesta desde 40 euros el metro

Si se trata de innovar y transformar el aspecto apagado de la vivienda, los suelos 3D son una buena baza que ya usan muchos decoradores de renombre. Hasta ahora han sido más habituales en centros de ocio, oficinas, restaurantes y comercios, aunque desde hace unos años se van adentrando en las casas. Sus posibilidades de decoración son ilimitadas y es el cliente quien elige el dibujo. Acantilados, océanos, cascadas, jardines… cualquier diseño artístico se puede convertir en un suelo transitable. La resina epoxi es el material que se utiliza para realizar estos pavimentos 3D, aunque no todos tienen que tener esa tercera dimensión (basta con no colocar el dibujo o fotografía). Una de las características que lo hacen apropiado para reformas es que se puede aplicar sobre diversos tipos de materiales, como baldosa de cerámica, terrazo, madera u hormigón. El coste medio para 12 metros cuadrados es de unos 800 euros, según los presupuestos registrados en la plataforma Habitissimo.

Estas son solo algunas de las propuestas que despuntan en el mercado, donde el parquet, el microcemento y los materiales que forman parte de la obra seca —van pegados, clavados o encastrados al pavimento ya existente— han sido los elegidos en el 85% de los cambios de suelo en el último año, según la plataforma. Sustituir el pavimento es una de las obras que más lucen en la vivienda y, sin embargo, es una de las que más rechazo causa en el propietario. La suciedad es la principal molestia, seguida por los cambios en el presupuesto y los retrasos en la entrega. Por eso cada vez ganan más peso los suelos que se colocan sin necesidad de obras.

El microcemento es el pavimento que más crece por esa apariencia minimalista e industrial que va con todo tipo de decoraciones. Y eso a pesar de que no es la opción más económica: su coste medio alcanza los 1.869 euros. Pero, a cambio, es resistente, impermeable, permite salvar desniveles, no tiene juntas de dilatación y gracias a la utilización de colorantes está disponible en cualquier color.

Las posibilidades de decoración de los suelos 3D, de resina epoxi, son ilimitadas

Aun así, los clásicos no se jubilan. El parquet se recicla cada año según las tendencias. Ahora vuelven los que tienen forma de espiga y diseños geométricas, los hechos con piezas irregulares y con diferentes tamaños. Muy parecido a la madera, aunque con un veteado más intenso y marcado, es el suelo de bambú, un material que está ganando clientes por su estética y características. “Presenta un buen comportamiento frente a barnices, tintes y otros tratamientos con los que la apariencia puede cambiar. Es resistente, económico y el ciclo de crecimiento de la planta es muy superior a la de otras especies, lo que también le convierte en una opción para aquellos que buscan soluciones ecológicas”, dicen en Habitissimo.

Los suelos hidráulicos —baldosas, mosaicos o azulejos con diseños decorativos— que estuvieron de moda hasta los años setenta del siglo pasado han vuelto a conquistar al cliente. Estas piezas, que se presentan en forma de plaquetas o lamas, son resistentes a la humedad, el agua, el desgaste o la abrasión. Son suelos que se cortan con un simple cúter y se aplican sobre el viejo pavimento. El abanico se abre cuando se trata de las piezas cerámicas que, además de resistentes, son versátiles y ofrecen diferentes acabados en función del efecto que se quiera dar a la estancia. Los azulejos pueden reinterpretar las vetas de las diferentes maderas, rememorar minerales y piedras, mosaicos geométricos de los pavimentos de los años sesenta y setenta, o tomar el aspecto del cemento, indican en la patronal Ascer.

Y de casa a las zonas exteriores de la urbanización, adonde también ha llegado la innovación. Artevia Boreal, desarrollado por LafargeHolcim en colaboración con Chryso, es el primer pavimento de hormigón con tecnología fotoluminiscente. Se trata de una solución con áridos luminiscentes y tecnología capaz de absorber la radiación ultravioleta (natural o artificial) para después liberar la energía en forma de luz visible. Se puede usar para pistas deportivas, accesos a viviendas, zonas de piscina o senderos de jardines.

Pulir suelo de terrazo

Abrillantado mármol

Share Button

Deja un comentario